1994-1995

1994-1995

En 1995 consiguió terminar tercero en el Mundial disputado en Braga. Sabiendo el gran esfuerzo económico que su familia desarrollaba para que él pudiese llevar a cabo su pasión, Fernando decidió arrimar el hombro: con 14 años ya hacía de mecánico para niños de 7 y 8 años. “Me gusta la mecánica, y ayudar a otros críos me daba una satisfacción personal y me permitía ganar algo de dinero que servía de ayuda. Cobraba unas 100.000 Pesetas, y con eso intentaba quitar costos para no ser una carga para nadie” afirma el piloto. Los desplazamientos internacionales, también eran un gran esfuerzo para la familia. “Salíamos los jueves después del colegio y mientras yo conducía, Fernando iba durmiendo en la parte de atrás. Cuando acababan las carreras el domingo, de nuevo 18 ó 20 horas de viaje para regresar a Oviedo y que Fernando pudiera estar en el colegio el martes por la mañana”.
1996