ALONSO, SUBCAMPEÓN CON ORGULLO Y ESTILO

ALONSO, SUBCAMPEÓN CON ORGULLO Y ESTILO

Noche de gala ayer en la Ciudad del Cine de París, donde se llevó a cabo la tradicional ceremonia de entrega de los títulos de la FIA a los nuevos campeones del mundo. Por tercera vez en cuatro años con la Scuderia, Fernando Alonso estuvo presente como subcampeón, una posición que en 2010 y 2012 dejó tanta amargura por la forma en que llegó, pero que este año debe ser aceptada con serenidad ante la clara superioridad mostrada por el binomio campeón, como reconoció el mismo piloto español sobre el escenario. “Me gustaría felicitar a Sebastian Vettel y a Red Bull por sus fantásticos campeonatos: han hecho una gran temporada y se merecen estos títulos. Esperábamos haberles hecho la vida algo más difícil, pero han hecho una temporada magnífica y esta es su noche”.

Al pedirle que explicara cómo se las apaña para ser siempre tan competitivo, Fernando contestó con su habitual sinceridad: “¡Odio perder! Al principio de cada año, sea cual sea la situación, el objetivo es el de luchar por ganar hasta el final. Me encanta ganar y me encantan las carreras de coches: este año he acabado segundo y no cabe duda de que, siendo así de competitivo, quería ganar, como también quería el equipo. Sin embargo, es un honor para mí estar aquí hoy y quiero dar las gracias al equipo por esto: esperamos ser los primeros el año que viene”.

Fernando arrancó una gran ovación a los invitados cuando los invitó a aplaudir a dos pilotos, aunque más importante, a dos amigos que se encontraban en la sala: Mark Webber y Robert Kubica. “He estado con Mark en la Fórmula 1 doce años y hemos compartido muchos momentos fantásticos: le echaremos de menos el año que viene. Robert está haciendo grandes cosas en los rallys, pero estamos esperando su regreso a la Fórmula 1