FERNANDO ALONSO Y EL CIRCUIT: 11 AÑOS DE PASIÓN

FERNANDO ALONSO Y EL CIRCUIT: 11 AÑOS DE PASIÓN

Mañana arranca el GP de España, una de las pruebas legendarias del mundial de F1 y que está íntimamente ligado a la trayectoria deportiva de Fernando Alonso. Pero hagamos un poco de historia:

El GP de España arrancó en 1951 en el circuito de Pedralbes con la victoria y la vuelta rápida de un tal Juan Manuel Fangio al volante de un Alfa Romeo. Sin embargo, no sería hasta 1968, coincidiendo con la inauguración del madrileño circuito del Jarama, cuando el GP de España de Fórmula 1 empezó a celebrarse de forma continuada. Después pasaría por Jerez hasta llegar al Circuito de Montmeló. Desde entonces, y salvando las ausencias entre 1982 y 1985, se han celebrado 52 ediciones del GP de España, convirtiéndose en uno de los que más tradición y solera del mundial.

Se cumplen ahora veintiún años de la mejor Fórmula 1 en un trazado, el Circuit de Catalunya, que se inauguró el 10 de septiembre de 1991. El primer Gran Premio de F1 se celebraría unos días más tarde, el 29 de septiembre, donde Nigel Mansell se proclamaría vencedor y Alain Prost y Ricardo Patresse completarían el podio.

Fernando Alonso debutó en el Circuit a los mandos de un F1 en el año 2001. Lo hizo con un Minardi, aunque el asturiano ya había ganado en 1999 una prueba del Open Nissan aquí y también había participado en la prueba de la F-3000 del año siguiente. La edición de 2003 fue la de la consagración de Fernando en el Circuit. Tras una memorable carrera, Alonso situó su Renault entre los dos Ferrari de Schumacher y Barrichello, alzándose con el 2º puesto final. Al año siguiente Fernando se quedó fuera del podio al entrar a escasas milésimas de su compañero de equipo el italiano Jarno Trulli. En 2005 Fernando llegaba a Montmeló como un piloto consagrado y dispuesto a luchar por el título con Michael Schumacher. Al final de la carrera solo Kimi Raikkonen le separó de la victoria en un año que supondría el primer título mundial en la carrera de Fernando.

Uno de los momentos culminantes de la historia del Circuit llegó en 2006 con la pole y victoria de Fernando que terminaría consiguiendo al final de la temporada su segundo título mundial. La ‘Alonsomanía’ era un hecho y las cifras record de asistencia, llevaron al GP de España a ser la prueba más seguida ‘in situ’ del calendario mundial con más de 140.000 espectadores. La “marea azul” acompañó y jaleó a Fernando hasta la meta en una edición memorable.

Alonso intentó revalidar victoria el año siguiente, pero un toque en los primeros instantes de carrera con Felipe Massa aguó sus opciones. Acabó tercero por detrás de Massa y Hamilton en el año en que debutaba con la escudería McLaren. En 2008, de nuevo con Renault, el motor de su monoplaza dijo basta cuando se encontraba defendiendo la quinta posición. En 2009, de nuevo con Renault, Fernando acabó en quinta posición con un coche que en ningún momento estuvo en condiciones de competir por la victoria.

2010 fue el año de su debut con Ferrari y Fernando consiguió la segunda plaza tras de un fallo de Sebastian Vettel y un abandono in extremis de Lewis Hamilton. Fernando luchó por el título hasta la última carrera del año disputada en Abu Dhabi, en donde logró el subcampeonato.

La última edición del GP de España supuso un auténtico recital de conducción de Fernando con un coche netamente inferior al de sus rivales por el título. El sábado en la calificación llevó su coche a la cuarta plaza con una vuelta magistral. Su racha siguió el domingo con una impresionante salida en la que llegó a ponerse primero a final de recta. Sin embargo, su Ferrari no fue del todo competitivo y fue superado por varios pilotos a medida que transcurría la prueba. Al final fue quinto.

A pocas horas de que el semáforo se ponga en verde en Montmeló, Fernando afronta su décimo primer GP de España esperanzado y confiando en las nuevas evoluciones de su F 2012.

¡¡Forza Fernando!!