HAY MAS POTENCIAL DEL QUE VIMOS EN AUSTRALIA

HAY MAS POTENCIAL DEL QUE VIMOS EN AUSTRALIA

Fernando Alonso atendió a los medios de comunicación en una pequeña habitación de las oficinas temporales en las que Ferrari desarrolla su trabajo en el paddock del Gran Premio de Malasia, segunda ronda del Campeonato del Mundo. El español frenó cualquier tipo de euforia referente a repetir la carrera que completó aquí en 2012, donde el español tuvo un pilotaje brillante que le llevó de la novena posición inicial de la parrilla, a la victoria. “Son cosas que pasan una vez en la vida”, comentó al respecto, para luego hablar sobre la “nueva F1”. “Creo que debemos dejar pasar algo más de tiempo para ver cómo son las carreras, el espectáculo que dan y cómo reacciona la gente ante esta nueva Fórmula 1”, comenzó el piloto de Ferrari. “Se habló mucho antes de la carrera de Australia sobre lo emocionante que iba a ser esta nueva Fórmula 1 y sobre el número de coches que acabarían la carrera, ¡quizás ninguno! Lo que los aficionados no esperaban es que fueran a acabar quince coches, sin demasiados problemas y sin apenas adelantamientos”.

En lo que a nosotros se refiere, tenemos que ver cómo van las próximas carreras, en base a nuestro propio rendimiento, para saber cómo podemos desarrollar rápidamente el coche para estar en mejor forma. No nos quedamos contentos con el rendimiento que mostramos en Australia y tenemos que mejorar lo antes posible”.

La charla con los periodistas fue avanzando y en ella Fernando también destacó el lado positivo de las cosas. “Creo que podemos luchar por el campeonato”, aseguró. “Tenemos más potencial del que mostramos en Australia. Tenemos que poner todo en su sitio y entonces tendremos un fin de semana mejor. El equipo tiene la capacidad y el talento como para hacer un muy buen trabajo. Podemos ser más fuertes y hacerlo mejor, estoy seguro. No ha sido un comienzo perfecto, parece una repetición de lo que ha pasado en los últimos años, pero esta vez las reglas son diferentes, así como el potencial de desarrollo. Nuestras posibilidades de hacerlo bien siguen intactas”.