“LE DESEO LO MEJOR A FELIPE”

“LE DESEO LO MEJOR A FELIPE”

A estas alturas del año, la pregunta recurrente de los medios de comunicación es pedir una valoración de la temporada que está a punto de finalizar. En el hospitality de la Scuderia Ferrari, en el antiguo paddock de Sao Paulo, Fernando Alonso respondió a esta petición. “Esta temporada ha sido más o menos buena para nosotros. Obviamente comenzamos cada año pensando en el Mundial, así que cuando no consigues el título, no es una buena temporada. Por lo tanto debemos hacer las cosas mejor el año que viene. Sin embargo, estoy muy orgulloso de haber terminado segundo este año, porque el año pasado, aunque terminamos segundos en el Mundial de Constructores, me quedé con un sabor amargo por haberme quedado tan cerca de ganar el título de Pilotos. El segundo puesto de este año sabe mejor, porque claramente no teníamos el segundo coche más rápido. Creo que me di cuenta de que no ganaríamos el campeonato en Alemania o en Hungría, ya que estábamos demasiado lejos de Red Bull en cuanto a competitividad y la evolución de Silverstone no funcionó suficientemente bien. Y en Alemania y Hungría no éramos competitivos para nada antes del parón de verano”.

Fernando no se lo pensó dos veces al ser preguntado por su mejor recuerdo de 2013. “Fue Barcelona: he ganado dos Grandes Premios este año, uno en China, y el otro en Barcelona, delante de mi afición y con todo el apoyo que recibí, fue una carrera fantástica para mí. Ese día me dejó el mejor recuerdo”.

Fernando nunca ha ganado aquí, en Brasil, pero la sede de este fin de semana tiene un significado muy especial para él. “Interlagos significa mucho en mi carrera en la Fórmula 1. Estoy acostumbrado a ponerme un poco nervioso cada vez que vengo aquí porque, de los 12 años que llevo en la Fórmula 1, en cuatro ocasiones he luchado por el título mundial, lo cual es algo que nunca había esperado. Este año es un poco extraño llegar aquí sin la posibilidades en el Mundial, pero aún tenemos unos objetivos muy importantes, sobre todo en el Campeonato de Constructores, pero no es el mismo nivel de estrés”. “Siempre es un poco aleatorio aquí y sabes que la lluvia puede llegar en cualquier momento, pero estamos tan acostumbrados a rodar en la lluvia en Interlagos que cuando llueve, es casi lo normal. ¡Digamos que es un poco raro rodar en seco!”.

El español confirmó que ha superado sus problemas de espalda tras el incidente de Abu Dabi. “Mi espalda está bien y en las últimas dos noches creo que ha estado al cien por cien, sin dolor; he podido entrenar en el gimnasio y hacer un poco de carrera continua En Austin no se me pasó por la cabeza ceder el coche a Pedro (de la Rosa). Una vez que has volado hasta allí y estás allí, ¡entonces corres! Sin embargo, si solo hubiese habido una semana entre Austin y Abu Dabi, no podría haber corrido”.

Para Felipe Massa este fin de semana siempre es especial, pero esta vez la carrera en casa del paulista también marca el final de su época en Ferrari y su relación con Alonso. “Hemos disfrutado de cuatro años de relación productiva para Ferrari. Hemos trabajado muy de cerca y hemos forjado también una amistad fuera del circuito, en parte por los programas que organiza el equipo, como los entrenamientos que realizamos en Lanzarote, o el tiempo que compartimos en Madonna di Campiglio. Hemos compartido grandes momentos. Sobre la pista, ha habido altibajos, en el caso de Felipe normalmente vinculado con los neumáticos, como en 2011 cuando sufrió un poco más que yo. Pero siempre ha sido muy competitivo y espero que pueda hacerlo bien aquí, en su casa, delante de su afición. Estoy seguro de que Ferrari, incluido yo, dará el 120 por ciento por él para que tenga un buen fin de semana. Le deseo a Felipe lo mejor para el año que viene, ¡aunque espero que no sea demasiado fuerte!”.