MIRAR HACIA ADELANTE SIENDO POSITIVOS

MIRAR HACIA ADELANTE SIENDO POSITIVOS

Hoy la carrera comenzó cuesta arriba, puesto que el coche no se ponía en marcha y tuvimos que utilizar otra batería. Es una pena, porque durante todo el fin de semana habíamos contado con un buen ritmo y saliendo cuarto podríamos haber acabado en el podio. Con una sanción por cumplir y un circuito en el que la velocidad punta es nuestro punto débil, sabíamos que no íbamos a contar con muchas opciones, pero de todas formas intentamos hacer todo lo que estuvo en nuestra mano. Desafortunadamente, hacia el final de la carrera, hubo alguna acción al límite y, después de que mi alerón delantero resultara dañado en un toque con Vettel, lo importante era llegar a cruzar la línea de meta. Los comisarios han tomado parte en lo sucedido, pero no creo que sea demasiado importante cuando la lucha es por la sexta y séptima posición. Ahora tenemos que mirar hacia adelante y prepararnos para Monza: aunque el circuito no sea favorable a nuestro coche, se trata de nuestra carrera de casa. Contaremos con el apoyo de todos nuestros aficionados y por ello es la carrera en la que mejor queremos hacerlo. Esperamos conseguirlo