“TENEMOS QUE DAR UN PASO ADELANTE MÁS GRANDE QUE LOS DEMÁS”

“TENEMOS QUE DAR UN PASO ADELANTE MÁS GRANDE QUE LOS DEMÁS”

Hoy, Fernando Alonso volvió al paddock de Bahréin por primera vez desde que ganara aquí en su debut con el Cavallino Rampante, en Sakhir 2010. Lo medios de comunicación le pidieron en rueda de prensa que expusiera su punto de vista sobre la carrera del pasado domingo de China, y por qué fue tan emocionante. “El fin de semana pasado, estuvo todo muy reñido. Se me hace difícil recordar una carrera que haya terminado con un grupo de cerca de nueve coches peleando a falta de cinco o seis vueltas del final”, comenzó Fernando.

“Normalmente eso ocurre en los primeros compases de la carrera, y luego se producen un par de adelantamientos o ´luchas´. En China se redujo a una mezcla de estrategias, con el ritmo de los que fueron a dos paradas ralentizándose a medida que se aproximaba el final de la carrera, haciendo que el grupo estuviese aún más pegado. Sucedió por casualidad, pero la verdad que resultó una carrera bonita de ver y espero que podamos ver muchas más así, emocionantes hasta la última vuelta, en la que un piloto pueda terminar tanto en el podio como fuera de los puntos. Hasta el momento, hemos visto tres escenarios distintos en las tres carreras que llevamos, pero creo que el campeonato se asentará. De momento, hay probablemente cuatro equipos y unos pocos pilotos peleando por él, aunque creo que en cuestión de tiempo la lucha se reducirá a un par de pilotos y dos equipos, y necesitamos estar en ese grupo”.

En cuanto a las razones que se esconden detrás del hecho de estar todos tan cerca en la tabla de tiempos, Fernando opinó que el factor principal es el reglamento técnico que rige en este deporte. “Uno de los factores es que el campeonato acaba prácticamente de empezar, aunque es verdad que los equipos con mayor potencial de desarrollo tendrán algo de ventaja. Otro factor es que las reglas cada año son más estrictas: ya no tenemos el difusor soplado y han aumentado las limitaciones en cuanto a la aerodinámica. ¡Si nos fijamos este año en los coches, son más o menos iguales, salvo en el color! Esto convierte a la Fórmula 1 en un reto aún mayor para los ingenieros. Si a ello le añadimos las medidas de reducción de gastos, nos encontramos con una Fórmula 1 más espectacular, y eso es bueno”.
Alonso dejó claro que, rodando con el mismo coche de Shanghái, no se producirá ningún milagro en Bahréin, aunque el futuro aguarda. “Esperamos dar un salto adelante en el comienzo de la temporada europea ya que, de momento, estamos demasiado lejos y no en posición de luchar por el campeonato”, admitió. Esperamos que el cambio se produzca pronto: Mugello será una prueba importante, y Barcelona es, por tradición, una carrera en la que todos los equipos llevan mejoras, con lo que tendremos que dar un paso aún mayor que el de los demás para acortar distancias”