UN POQUITO DE “RELAJACIÓN CHINA” ANTES DE BAHREIN

UN POQUITO DE “RELAJACIÓN CHINA” ANTES DE BAHREIN

Hola a todos.

Estoy disfrutando de otro día de relax antes de partir rumbo a Bahréin. Me encuentro muy bien aquí; es una ciudad muy viva, con una amplia oferta de cosas para hacer. Hoy ha hecho un día muy bueno, como habéis podido ver a través de la foto que he publicado en @alo_oficial. He disfrutado del almuerzo al aire libre, en un restaurante en el Bund, en compañía de mi fisio Fabrizio, mi manager Luis y algunos chicos del equipo. Por una vez, no hemos hablado de Fórmula 1, y sí hemos disfrutado de un poco de diversión sana: hay que desconectar de vez en cuando, para cargar pilas para el fin de semana. ¿No os parece?

Por supuesto, esto no quiere decir que no estemos pensando en la próxima carrera, ni mucho menos. Sé perfectamente que nos espera otro fin de semana difícil en Sakhir, como no podría ser de otra manera, debido a las características del circuito y a que el coche va a ser el mismo que teníamos en Shanghái. Tanto la Scuderia como yo tenemos un buen historial en Bharéin: el equipo ha ganado cuatro veces allí, y yo tres. La última victoria fue precisamente en mi primera carrera con el Cavallino Rampante. Pero el pasado no cuenta para nada en este deporte, así que este fin de semana trataremos de limitar los daños. El campeonato está muy abierto, con varios equipos que pueden aspirar a ganar, pero está claro que nosotros tenemos que dar un paso adelante para ser más competitivos, si lo que pretendemos es llegar al final del campeonato en lo más alto. Y tenemos que dar ese paso adelante lo antes posible. Tengo fe en el equipo, y me consta que todo el mundo en Maranello están dándolo todo para alcanzar este objetivo.

Este fin de semana lo haremos lo mejor que podamos, y espero no encontrarme con tanto tráfico en carrera como el domingo pasado. Fue realmente frustrante no poder dar ni una sola vuelta sin tener tráfico, porque mi ritmo, al menos en algunas de las fases de la carrera, no estuvo del todo mal. De todas formas, cuando me encontré detrás de Hamilton tras la última parada, él dispuso de ese punto de velocidad para pasar a los demás, mientras que yo me tuve que buscar la vida para adelantar en otros sitios del circuito en los que era mucho más difícil hacerlo que en la recta larga. Y no sólo eso, porque luego tuve pocas oportunidades de defender mi posición cuando los demás abrían el DRS, como me pasó con Maldonado. Le pasé, pero luego me la devolvió justo en el punto de frenada de la curva 14.

Quiero felicitar al equipo de boxes: una vez más fueron los más rápidos en China, haciendo un tiempo de 2,6 segundos. Y no sólo una vez, sino dos, ya que con Felipe marcaron el mismo tiempo: ¡Eso fue genial!

Hoy también empieza un ciclo importante en la temporada del Real Madrid: en cuestión de una semana, se enfrentarán dos veces al Bayern de Munich en la semifinal de la Liga de Campeones, y entre medias tendrán que jugarse “el clásico” contra el Barcelona en el Camp Nou. Espero encontrar una tele china en la que den el partido de esta noche; va a estar complicado lo de entender a los comentaristas… ¡Pero lo que importa son las imágenes!