UNA CLASIFICACIÓN ESTRATÉGICA

UNA CLASIFICACIÓN ESTRATÉGICA

Felipe Massa saldrá mañana, en la parrilla de salida del Gran Premio de Alemania, desde el interior de la cuarta fila. No es, lo que se dice, una posición fantástica, con lo que… ¿Cómo puede ser que el brasileño piense que mañana puede lograr un “resultado fantástico”? Todo se debe a la forma en que ha ido hoy la clasificación, dejando de manifiesto una vez más que la Fórmula 1 tiene más que ver, a veces, con un juego estratégico como el ajedrez, que con una competición deportiva como tal.

En el caso de la Scuderia Ferrari, el juego de mesa comenzó el mismo viernes, tan pronto como quedó claro que el nivel de degradación de los neumáticos Blandos era alto. Si a esto le sumamos que, emitiendo un juicio justo, el F138 no es ahora mismo un aspirante a los primeros puestos de la parrilla de salida, los ingenieros del Cavallino Rampante empezaron a meter unos poco habituales “qué pasaría si” en la ecuación. La respuesta que surgió fue que empezar la carrera con el compuesto más duro, el Medio en este caso, podría dejar a nuestros pilotos rodando a un ritmo muy rápido y con espacio libre por delante, en contra de todos los que están delante, cuyos neumáticos Blandos podrían hacerles pasar por boxes rondando la octava vuelta, dejándoles en consecuencia con tráfico en su reincorporación a pista con Medios. Para que quede claro, la normativa obliga a que los pilotos que se disputen las diez primeras posiciones en la Q3, deben tomar la salida en la carrera del día siguiente con los neumáticos que acabaron la sesión de clasificación del sábado.

Por lo tanto, pese a que Felipe y su compañero de equipo Fernando Alonso (octavo, una posición por detrás del brasileño), fueron realmente competitivos en las dos primeras partes de la sesión, los estrategas de la Scuderia se la jugaron y mandaron a pista a los pilotos con los neumáticos Medios, un poco más lentos, para su último intento en la Q3. De todas formas, como ya ha dicho Fernando, no sabremos si esta poco habitual estrategia nos irá bien hasta que llegue el momento.

Entre los que han optado por completar lo que llamamos una clasificación “convencional”, Lewis Hamilton destacó en su última vuelta, llevando a su Mercedes a lograr su segunda pole consecutiva después de la de Silverstone. Junto a él, mañana estará el Red Bull del líder de la competición, Sebastian Vettel, mientras que la segunda fila estará ocupada por el compañero del alemán, Mark Webber (tercero) y el Lotus de Kimi Raikkonen. En el exterior de la tercera fila podremos encontrar al compañero del finlandés en Lotus, Romain Grosjean, con Daniel Ricciardo en sexta posición para Toro Rosso. Y luego viene nuestra fila teñida de rojo, la cuarta…