UNA DE LAS CARRERAS MÁS DIFÍCILES PARA NOSOTROS

UNA DE LAS CARRERAS MÁS DIFÍCILES PARA NOSOTROS

Hay una regla no escrita que dice que un piloto de la Scuderia Ferrari tiene que estar presente en la rueda de prensa oficial de la FIA del jueves de Monza y esa tarea recayó esta tarde sobre Fernando Alonso. El español cuenta con grandes registros aquí, después de haber acabado en el podio en sus últimas cuatro carreras sobre la pista de alta velocidad italiana, incluida su victoria de 2010. Pero, dada la jerarquía actual que reina en la Fórmula 1, se mostró realista ante sus opciones de hacer cinco de cinco. “Esta es, sin duda, una de las carreras más importantes de este año para nosotros, porque corremos delante de nuestros aficionados”, comenzó Fernando. “Queremos darles un buen resultado este domingo, pero va a ser muy difícil poder repetir lo que hemos hecho en los últimos cuatro años; va a ser uno de los Grandes Premios más difíciles del año para nosotros”.

Sin embargo, aparte de las dificultades específicas a la hora de abordar este circuito de alta velocidad, Alonso reconoció que también hay aspectos positivos a tener en cuenta para el equipo de Maranello. “En Hungría vimos señales que mostraban que éramos más competitivos y luego casi conseguimos subir al podio con Kimi en Spa”. La atracción principal de la rueda de prensa de hoy era la primera aparición pública de Rosberg y Hamilton juntos desde su controvertido incidente en Spa hace ya dos semanas. Con Fernando sentado entre ellos, los periodistas parecían haber otorgado al español el papel de mediador. “No sé por qué estoy recibiendo todas estas preguntas sobre ellos”, dijo el ferrarista encogiéndose de hombros con una sonrisa. “Todo lo que podemos hacer es observar su bonita batalla desde fuera. El problema que tienen es un buen problema: ¡están luchando por el Mundial!”.

Los periodistas también quisieron saber lo que Alonso recordaba de cuando corría en el pelotón de detrás de la parrilla, cuando empezó en F1 con Minardi. Pese a admitir que era difícil, por no poder pelear por las primeras posiciones, admitió que la vida era más dura cuando era piloto reserva de Renault. “Ver las carreras desde el garaje… eso sí que era realmente difícil”.