UNA MENTALIDAD POSITIVA, NO UNA DEFENSIVA

UNA MENTALIDAD POSITIVA, NO UNA DEFENSIVA

No era difícil de imaginar que Fernando Alonso fuera a ser reclamado para tomar parte en la rueda de prensa oficial de la FIA en el Circuit de Catalunya, en los días previos a su carrera de casa. El piloto de Ferrari pasó de lacónico a locuaz en su encuentro con los medios de comunicación, creando un ambiente positivo.

“Creo que el hecho de correr en casa te motiva, y aporta un extra de un 10% en cada cosa que haces, en cada detalle del fin de semana, empezando ya desde los libres de mañana”, comenzó Fernando. “Intentas hacerlo todo bien, puesto que sabes que un bonito final subido en el podio te hará feliz a ti, al equipo y a un montón de gente en las gradas. Se trata de un fin de semana especial y después de todos estos años aquí, es más motivación que presión. Quiero que todo el mundo disfrute este domingo por la tarde”.
Alonso fue cuestionado sobre el hecho de que tan sólo dos ganadores de las veintidós ediciones del Grand Premio de España no empezaron la carrera desde la primera fila. “Este año hemos podido observar que el ritmo de carrera y los neumáticos son los factores clave, más que antes”, explicó. “Obviamente, siempre es bueno empezar desde delante, porque sabes que las posibilidades son altas y que casi puedes tocar el podio si te clasificas en primera fila. Necesitamos tener un fin de semana normal, encontrando el equilibrio adecuado entre la clasificación y la carrera. Aunque la primera clasificación realmente importante llegará en dos semanas en Mónaco, cuando sabemos que es extremadamente importante”.

En lo que a sus esperanzas de cara al fin de semana se refiere, Fernando se mostró optimista, desarrollando sus razones: “el año pasado estábamos a 1,5 segundos de los demás y gracias al tiempo y a la suerte, conseguimos ganar en Malasia. Pero este año, fuimos segundos en Australia y ganamos en China debido a que contamos con un paquete bien distinto. Esto nos da optimismo y confianza para creer que podemos hacer un buen campeonato si somos constantes en nuestros resultados. Estamos a unos cuantos puntos en este momento, pero el campeonato es largo y ya hemos visto muchos ejemplos de remontadas: el año pasado, Sebastian estaba a 43 puntos de nosotros tras la pausa de verano y llegó a Austin liderando la clasificación, con lo que en cinco o seis carreras se pueden recuperar de 45 a 50 puntos si eres constante en los resultados. Este año es el primero en el que llego aquí con un coche competitivo, pero aún tenemos que hacerlo todo bien y hacer un fin de semana completo si queremos pelear por las posiciones de arriba. También tenemos que ver cómo responde el coche ante las piezas nuevas que hemos traído. Pero se puede decir que afrontamos este fin de semana con una mentalidad positiva, no con una defensiva como hicimos en mis primeros años con Ferrari”.

Pirelli ha alterado las características del compuesto Duro, que será el Principal este fin de semana, otro factor desconocido ante el que Fernando se mostró relajado. “Mañana lo probaremos por primera vez y entenderemos algo. Sabremos algo más después de la carrera, pero no creo que los nuevos neumáticos beneficien a algún equipo más que a otro”, dijo.

Llegando al final de la rueda de prensa, se pasó de la F1 al fútbol, teniendo muy recientes las semifinales de la Liga de Campeones que vieron cómo los dos equipos españoles se quedaban fuera de la final. “Fue bastante triste para los dos equipos españoles, sobre todo por el Real Madrid, mi equipo; pese a que jugaron mejor en Madrid que en Alemania, después del primer partido, había demasiado que remontar”, comentó Fernando. “Creo que la final estará bastante reñida”, añadió. Al haber sido alemanes los dos ‘verdugos’ de las eliminatorias, y al tener a Vettel a su derecha en la rueda de prensa, los medios pidieron al de Oviedo que realizara un diagnóstico de las relaciones deportivas hispano-alemanas. “No nos enfrentamos en demasiadas ocasiones, exceptuando las semifinales de las últimas semanas. En otros deportes, tampoco nos enfrentamos mucho, puesto que en los deportes en los que nosotros destacamos, como tenis y baloncesto, los alemanes no son tan buenos, y en los deportes en los que ellos están bien, como el esquí, no hay competidores españoles”, valoró Fernando, para añadir con un toque de ironía que “en la Fórmula 1 somos siempre una minoría, al haber cuatro o cinco pilotos alemanes, ¡pero yo feliz si los alemanes siguen ganando al fútbol!”.