UNA VERDADERA LÁSTIMA

UNA VERDADERA LÁSTIMA

Tras una larga serie de carreras sin problemas,es una verdadera lástima que me haya tenido que retirar justo aquí, en Monza, con toda nuestra afición presente. Me hubiera gustado poder regalarles una carrera muy distinta. En la primera tanda fuimos competitivos, pero cuando te encuentras en un grupo de coches en el que todo el mundo puede utilizar el DRS, adelantar es casi imposible. Después de la primera parada, me incorporé a la pista detrás de un grupo de coches y, en ese punto, cambiamos la estrategia y decidimos quedarnos atrás en el grupo para conservar los neumáticos e intentar atacar al final de la carrera. Pero luego vino el problema con el sistema ERS. Nunca es bonito para nadie en el equipo tener un problema de fiabilidad, porque los chicos trabajan día y noche para ofrecernos el mejor coche posible. Lo que pasó no cambia mi deseo de ganar y, con el fin de que esto suceda pronto, seguiremos trabajando todo lo que podamos, intentando dar siempre el máximo