VA A SER DURO A NIVEL EMOCIONAL

VA A SER DURO A NIVEL EMOCIONAL

Como era de esperar, el ambiente fue sombrío en la rueda de prensa de la FIA de hoy, después de que tan sólo hayan pasado cuatro días tras del accidente del Gran Premio de Japón que dejó al piloto de Marussia y de la Ferrari Driver Academy, Jules Bianchi, en estado crítico y recuperándose en un hospital en Japón. “Fue una carrera muy difícil y obviamente todos estamos pensando en Jules”, comenzó Fernando Alonso, uno de los seis protagonistas de hoy. Tenemos un enorme respeto por nuestro trabajo, pero después de un accidente como éste, no soy capaz de encontrar las palabras para describir cómo nos sentimos. Ahora estamos aquí y va a ser otro fin de semana muy difícil. Estoy listo para correr, para correr para él. Seremos todo lo profesionales que podamos, pero nuestra mente está con él y por él rezamos”.
>>
>> Pero la competición debe seguir adelante y lo hará este fin de semana en el circuito nuevo de Sochi. “Siempre es agradable llegar a un circuito nuevo, es un reto para todos: para los pilotos, los ingenieros y los equipos”, dijo el piloto español de Ferrari. “Pero aún tenemos esos sentimientos, esas emociones, especialmente en nuestro equipo, ya que hemos estado cerca de Jules a lo largo de toda su carrera. Lo haremos lo mejor posible, competiremos por él y demostraremos que somos fuertes. Va a ser duro emocionalmente”.
>>
Al ser preguntado qué lecciones sentía que se podían aprender de lo sucedido en Suzuka el pasado domingo, Fernando respondió que era demasiado pronto para llegar a sacar conclusiones. “Tenemos que dejar a la gente hacer su trabajo y, como pilotos, compartiremos cualquier idea que tengamos”. El accidente de Bianchi también ha dado lugar a cuestiones sobre la posibilidad de que los coches de Fórmula 1 adopten un habitáculo cerrado, como el de los cazas, para evitar el riesgo de sufrir lesiones en la cabeza. “Estoy de acuerdo en que deberíamos, al menos, probarlo”, comentó Fernando. “Estamos en el año 2014 y tenemos la tecnología, como hemos visto en los aviones. ¿Por qué no lo tenemos en cuenta? Los accidentes en automovilismo en los últimos años han sido lesiones en la cabeza. En mi caso, en 2012, podría haber muerto en la primera curva (en Spa-Francorchamps) si (el otro coche) hubiese pasado diez centímetros más cerca de mi cabeza. Si contamos con la tecnología, no lo rechazaría”.

En lo relativo a lo que queda de temporada, a falta de cuatro carreras para el final, Fernando compartió el punto de vista de un periodista que opinaba que Ferrari seguía teniendo como objetivo el podio. “Hemos ido cogiendo ritmo, siendo más y más competitivos en las últimas carreras, pero hemos perdido buenas oportunidades. Lo daremos todo en las carreras que quedan. El equipo está aún en estado de shock con lo de Jules y estamos todos preocupados por él, pero es momento de estar unidos y ofrecer un buen resultado. Lo haremos para mostrarle respeto, en su honor, así que vamos a intentarlo al máximo este fin de semana”.